miércoles, 21 de septiembre de 2016

Independencia se alza

Independencia se alza
Tereseños protestan en la calle por comida

Voceros de los Consejos Comunales del casco central trancaron la vía de entrada a la población exigiendo respuesta de funcionarios municipales y miembros del Clap
 
 
 
La protesta de calle para exigir comida toma cuerpo en los Valles del Tuy y brinda oportunidad para escrutar en profundidad las debilidades de las políticas de abastecimiento que viene aplicando el gobierno nacional.
Nuevamente las calles de Santa Teresa del Tuy fueron tomadas por los vecinos del casco central en demanda por el derecho a tener comida en la lacena, bien sea a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), la dotación de las bodegas Mercal , o facilidades para comprar en los establecimientos autorizados por el gobierno.
En esta oportunidad protagonizaron los voceros del consejo comunal Santa Teresa de Jesús del sector 6, en compañía de los sectores 1 y 5, en tempranas horas del martes 20 de Septiempre; recibiendo también el apoyo posterior de los consejos comunales de las urbanizaciones Las flores y La esperanza, quienes también manifiestan estar afectados por la escasez de alimento, aún estando registrados en el Clap.
Ofelia Suárez, vocera de salud del CC Santa Teresa, desde el sector La vaquera dijo que, las bolsas de comida nunca han llegado, pese a los censos que se han levantado en las diferentes zonas; agregando que, “tampoco nos permiten comprar en los establecimientos asignados al programa”.
Nadie da la cara
Visiblemente molestos, los manifestantes gritaban a coro, blandiendo cartelones de protestas, “que venga el alcalde”; refiriéndose a la presencia del Dr. Carlos Rodríguez, alcalde de la ciudad.
Otra vocera, que no quiso dar su nombre, exigió la presencia de los funcionarios del Clap para que les dieran orientaciones sobre la afiliación al programa; y denunció el comportamiento del dueño de un establecimiento, de origen asiático, quien se hace llamar Alexis, por negarse a vender los alimentos sin la presentación de un carnet.
Con esta, son tres las manifestaciones de protesta de calle que llevan a cabo los pobladores del municipio Independencia durante el mes de septiembre, por la misma motivación; razón por la cual los funcionarios del gobierno local deben poner atención al clamor de un pueblo que exige el derecho a la alimentación, y que pudiera convertirse en un polvorín de explosión social, que nadie quiere.


//Rafael González  

martes, 13 de septiembre de 2016

Persisten protestas por comida

Persisten protestas por comida
en Valles del Tuy
Comités Locales de Abastecimiento y Producción son insuficientes para el abastecimiento de la comida de los tuyeros, que no cesan de trancar las vías de circulación vehicular y peatonal
 
 
 
Al parecer la política de abastecimiento del gobierno nacional, a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), no ha logrado satisfacer la demanda de la población, por lo menos en los Valles del Tuy.
Así se desprende de las constantes manifestaciones de protestas que se ven a diario en las vías principales de los seis municipios de la región.
En Independencia nos encontramos con la tranca mañanera de la vía hacia Altagracia de Orituco, justo en el puente que comunica con el Parque Nacional Guataopo; donde los vecinos se apostaron desde las cuatro de la madrugada los días lunes y martes, exigiendo el cumplimiento de la palabra comprometida por las autoridades locales para entregar las bolsas de comida.
Vecinos enardecidos de los sectores El vizcaíno, ciudad tablita y barrio El rincón; portando los improvisados cartelones que exigen los alimentos, con cauchos y palos atravesados en la boca del puente, dicen estar cansados de las burlas de los funcionarios de Mercal, Pedval, Clap y alcaldía del municipio Independencia.
Dicen los informantes, quienes pidieron no ser identificados, que luego del censo para abastecer las bodegas Mercal de estos sectores, para darles el carnet que les otorgaría la compra de la bolsa, y la entrada a los negocios establecidos para comprar los alimentos; ninguna de estas alternativas se han dado. Pero, es que tampoco ningún funcionario les ha dado la cara para una respuesta.
Cansados de tanta incertidumbre, y en vista de la burla, porque descubrieron que no estaban incluidos en el sistema computarizado, decidieron tomar la medida más cercana a sus posibilidades como es la manifestación de protesta, trancando la vialidad.
Una vez ubicados en la cabecera del puente, a eso de las 8 de la mañana llegó la comisión de la Guardia Nacional Bolivariana con la intención de persuadirlos de sus acciones; pero la intención de los manifestantes siempre estuvo orientada a entrevistarse con algún funcionario local que diera respuesta a sus inquietudes.
Fue cuando llegó al sitio de los acontecimientos el funcionario de la alcaldía Cesar Duarte, quien se comprometió con los vecinos de agilizar sus peticiones ante Mercal y los Clap para la siguiente semana; lo cual apaciguó los ánimos y accedieron a retirarse del lugar, abriendo el paso vehicular.
Otra vez la tranca
Al día siguiente, con los mismos argumentos para obtener la comida diaria de sus hogares, el puente Guatopo vuelve a ser testigo mudo de la manifestación de protesta, en esta oportunidad fueron los vecinos de los sectores La ceiba, Plaza Miranda y Avenida Lamas; quienes resistieron con más empeño, pero con resultados infructuosos que se van acumulando en el sentimiento tereseño.


//Rafael González 

Golpean a dirigente opositor

Golpean a dirigente opositor para robarlo en su casa
Familiares acusan al hampa común de perpetrar la agresión, pero no descartan otro móvil
 
En horas de la madrugada del lunes 12 de Septiembre, presuntos delincuentes del hampa común se introdujeron en la residencia de Freddy Camacaro, conocido dirigente de la oposición, ex alcalde del municipio Independencia, para robar sus pertenencias y posteriormente golpearlo.
El monto de lo sustraído por los malhechores no ha sido cuantificado aún, dice la informante, que pidió no ser identificada; pero, el estado de salud del líder opositor, integrante de la MUD, es de estado delicado en una clínica de la región tuyera.


//Rafael González

miércoles, 3 de agosto de 2016

Cuentos de camino

Cuento de caminos

En una información dada por las autoridades nacionales se declararon perdidos, una mujer, llamada Venezuela; un hombre, a quien llamaban “soberano”; una niña, llamada Fe; y un niño, llamado Referendo.

Los familiares de los extraviados anunciaron que salieron desde muy temprano de su casa, fueron a recorrer los caminos de la vida para ver que encontraban. Han pasado 17 años y medio y todavía no han regresado a su hogar.

El extravío de esta familia ocasionó conmoción en la sociedad de aquel pueblo rural, cuya única aspiración era vivir bien, en paz y armonía; y tener cierta prosperidad.
Cierto día, dijo un familiar que también comentaba el extravío, la mujer y el hombre decidieron tomar un rumbo distinto al acostumbrado cuando iban a la faena diaria del trabajo medianero que ejercían en la agropecuaria del pueblo, tomaron un camino escabroso, torcido y empinado; al mismo tiempo que repetían sin cesar: “sí él se fue por aquí y llegó, nosotros también lo haremos”.

Lo repetían todos los días hasta que se dieron cuenta que estaban perdidos. El camino no tenía fin…y era oscuro, sin embargo siguieron caminando, obsesionados por encontrar lo que les habían prometido.

Mientras el hombre y la mujer caminaban extraviados, buscando salida cierta, dejaron de pensar en sus hijos; quienes, desesperados por no tener a sus padres en casa, no tener alimentos para subsistir, también decidieron salir para buscar soluciones a sus múltiples problemas; o, en el mejor de los casos encontrar a sus padres.

Referendo, por ser el mayor, tomo la decisión de seguir un camino diferente al de sus progenitores, busco hacia la civilización donde todo era un caos. En el pequeño pueblo no encontró apoyo de la gente, la apatía y la indiferencia fueron golpeando los ánimos para seguir. Pero, el entusiasmo y la aspiración de conseguir una salida al problema que los agobiaba le permitió avanzar, a paso lento pero seguro. El niño, a pesar de su corta edad, sabía en sus adentros que había un camino cierto, importante era encontrarlo.

Un día, luego de tanto recorrer, llegó a la ciudad; visualizó un gran palacio, adornado con estatuas e imágenes para él desconocidas. Entonces decidió buscar ayuda para mantener a su familia, rescatar a sus padres que estaban extraviados y ayudar a su hermanita que se había quedado sola. Todo esto lo hacía solo, sin ayuda.

Al tocar el gran portón de aquel palacio que exhibía mucha ostentación, salieron unas personas uniformadas, portando armas sofisticadas y estandartes colorados con los símbolos del poder.

El muchacho, un poco intimidado y golpeado por el largo camino transitado, pero con determinación, pregunto: ¿Me pueden ayudar, ando buscando cómo salir del problema en que está mi familia?.

…¿Quién eres tú, a que familia perteneces? Preguntaba el guardia de mayor rango, con cara de pocos amigos y gordito rechoncho.
Ya le dije señor, respondió el joven. Quiero una ayuda para que mi familia consiga el camino que anda buscando, ellos se llaman Venezuela mi mamá; y “soberano” mi papa; ya llevan mucho tiempo fuera de casa y no han regresado; pero, además necesitamos comida, ropa y una casa decente donde vivir. También quiero para mi hermanita una oportunidad para ir a la escuela con su uniforme y cuadernos.

…Bueno, mira muchacho, expresó el gordiflón con tono grotesco y despectivo, en compañía de unos flamélicos hombres ataviados de pañoletas coloradas en el cuello, portando garrotes que chocaban con sus manos; para darte lo que pides debes cumplir unos pasos primero.

Usted dirá, expresó Referendo, mirándolo a la cara

…Tienes que dirigirte a la casa suprema para pedir un pase que te identifique como habitante de la comarca, para ello tienes que darles una muestra de alguna legumbre, fruta o cereal que haya sembrado tu familia en el lugar de dónde vienes; luego debes responder un cuestionario que ellas te darán, para saber tus datos, incluyendo a toda la familia; que no se te olviden los nombres de tu bisabuelo y bisabuela. Si les caes bien, puede ser que te quiten la cabellera para hacerles un análisis de ADN. Pasa por allá, y en tres pasos de luna llena vuelves por el palacio para ver que te podemos conseguir; si yo no estoy aquí hablas con mi segundo que casi nunca está. Dijo el guardián del gran portón rojo.

Desconsolado, aún sin comprender las instrucciones, el párvulo caminante, emprende la marcha hacia atrás para ver si en el camino se le abre el entendimiento de lo que quisieron decirle.

Extenuado, hambriento, sediento, y con la ropa hecha harapos por lo tropiezos del camino; el muchacho llega a ver a su hermana, Fe, parada en la bifurcación de la polvorienta carretera, donde preguntaba a los transeúntes qué vía tomar para encontrar a sus padres y a su hermano.

Hermana, ¿qué has hecho mientras yo no estuve, qué has sabido de nuestros padres?. Preguntaba Referendo a Fe.

Caminé hasta aquí, no mucho; sólo me quedé a pensar por cual camino te fuiste, y por cual papá y mamá. Pero siempre supe que vendrías por mí, nunca perdí la esperanza de volverte a ver para acompañarte. Tomemos la ruta de ellos para buscarlos y hacerlos volver a su lugar de origen, no podemos dejarlos en la oscuridad del camino que han tomado. Hay tiempo. ¡Vamos, sigamos adelante, toma un segundo aliento!. Dijo Fe con entusiasmo. Y así partieron a recorrer el camino difícil para buscar a Venezuela y a “soberano”.

//Rafael González

Agosto 03-2016

martes, 12 de julio de 2016

Independencia se ahoga en basura mientras el alcalde Rodríguez cría caballos de paso

En el barrio Los olivos se construye enorme quinta con instalaciones especiales para la ganadería
 
 
Con el presupuesto anual más alto de los Valles del Tuy la alcaldía del municipio Independencia mantiene a la población de Santa Teresa del Tuy “nadando en basura”. Así lo expresó el concejal José Luís Hernández, presidente de la comisión de turismo, ciencia y tecnología de esta corporación, durante un recorrido por las calles de la ciudad.
No es posible, dice el concejal de la Mesa de la Unidad Democrática, que el ciudadano alcalde, Carlos Rodríguez, esgrima argumento de “falta de recursos” para cancelar la deuda a los trabajadores de la alcaldía, especialmente a quienes laboran en el aseo urbano, a sabiendas que el presupuesto de este año alcanzó la suma de 1.289 millones de bolívares; además del crédito adicional que le aprobó la cámara municipal.
Por esta razón el personal que labora en la alcaldía le “montó” una fuerte protesta el pasado 5 de julio cuando se realizaba la sesión solemne en honor a la fecha patria, donde le exigían el pronto pago de la deuda de homologación de sueldos y bono alimentario.
Lejos de estar negando los derechos a los trabajadores, dice Hernández, el alcalde debe dedicarse a cumplir sus responsabilidades para las cuales fue electo, como lo es la prestación de los servicios públicos, entre otras.
Por ahora estamos investigando una construcción de su propiedad en el barrio Los olivos de esta población, donde se vislumbra la edificación de una enorme quinta y la cría de ganado y caballos. Terminó diciendo el edil tereseño.


//Rafael González