viernes, 21 de agosto de 2009

GUATOPO




Vía alterna para Barlovento y Guárico
GUATOPO INTRANSITABLE Y ARRIESGADA
Apenas hace un año atacaron algo de la capa asfáltica, quedaron ilesas fallas de borde, deslizamientos y el gran derrumbe de “cachimbo”

La vía alterna que tenemos los tuyeros para ir al litoral barloventeño, así como los asiduos visitantes del llanero pueblo de Altagracia de Orituco, pero también para quienes van para el oriente del país, está intransitable. Nada nuevo.
Desde hace muchos años esta importante arteria vial se lleva el estandarte del olvido por parte de los gobiernos que han pasado, …y al parecer, de los que vienen.
Un recorrido basta para ver como las juntas de los puentes abren más la brecha, los deslizamientos de la montaña y árboles caídos son permanentes y se quedan en las pocas cunetas existentes porque nadie los recoge; las fallas de borde y las perennes troneras de la vía mantienen a los transportistas de carga pesada y de pasajeros en una sola agonía. Pero, el derrumbe que sufrió la vía a nivel de la quebrada “Cachimbo” muy cerca de Los Alpes se lleva la bandera de la desidia de los gobernantes. Más de cuatro años han transcurrido de este movimiento natural de la tierra y no ha habido manera de reparar el tramo. Son los habitantes del sector quienes salen con herramientas rudimentarias para tratar de nivelar los zanjones y así permitir el paso inseguro de los viajeros, a cambio de unas monedas que recibe el pote.
No menos preocupante es la indolencia de muchos conductores, en su mayoría de carga pesada, que imponen el volumen del vehículo y de la carga que portan ante lo vehículos pequeños que deben ceder el paso o esperar que aquellos cuadren su anchilarga batea sin la presencia de alguna autoridad de transito o de orden público que ponga orden en la ruta.
Esta tragedia la viven quienes logran llegar hasta el sector Los Alpes, porque quienes necesitan trasladarse al vecino pueblo de Altagracia de Orituco, viven un pandemonio…o sencillamente no pasan.
Es muy poco el pasajero que disfruta el paisaje, como en otros tiempos, porque el riesgo de un accidente es mayor. Por si fuera poco el relato, ya no se ven las familias tereseñas disfrutando lo que ofrece la frondosa montaña con sus riachuelos por temor a la presencia de la delincuencia que aparece inesperada a sorprender a los pocos incautos que sí se atreven.
Este desastre permanente de la vialidad en la montaña de Guatopo requiere una urgente mancomunidad vial y de mantenimiento. Es decir, los gobiernos regionales de Guárico y Miranda, apartando los sesgos ideológicos, deben compartir responsabilidades en esta importante vía. Pero, los gobiernos municipales de Independencia, Monagas y Acevedo…también. Aunado a lo que corresponde hacer al Ministerio del Poder Popular para las Obras Públicas y Viviendas (MOPVI). Manos a la obra.

No hay comentarios: