domingo, 17 de octubre de 2010

Difrencias políticas marcaron las Fiestas patronales


Nótese la bandera de Miranda, a media asta

Excelsa patrona de los tereseños




Cultores ofrecieron sus expresionaes a la santa

Tortas y hallacas repartieron concejales
Diferencias políticas marcaron el día de la Patrona
en Santa Teresa
Mientras gran parte del pueblo estaba en la Misa de la santa, otro grupo escuchaba las palabras del orador de orden en la sesión solemne del concejo municipal que se realizaba en plaza Bolívar

Impredecible es saber el desenlace final que tendrá la incomoda situación, que para muchos, afecta al país por el enfrentamiento político partidista que protagonizan los sectores que siguen al oficialismo y quienes siguen a la oposición. Pero, lo que si se puede asegurar es que la conducta de ambas tendencias afloran, frecuentemente, en las actividades comunes donde la sociedad venezolana debería actuar con criterio de unidad; como por ejemplo la realización de unas Fiestas Patronales, entre muchas otras.
Inevitablemente, como en los últimos tres años, los tereseños se dividieron en dos bandos para celebrar las Fiestas Patronales, especialmente el día 15 de octubre de este año 2010, cuando se le rinde homenaje a la doctora de la iglesia, Santa Teresa de Jesús, nacida en Ávila, España.
Por una parte, desde las cinco de la mañana del 15 de octubre, un grueso numero de tereseños se dispusieron a cumplir con la actividad que, desde hace veinte años identifica la celebración del día de la patrona, cual es “la serenata a la virgen”; la cual consiste en la representación de las genuinas expresiones culturales de la población frente a las puertas del templo de la localidad, que lucía una gigantografía como una ofrenda a la santa patrona. Acto seguido se realiza la Misa el ángelus, donde estaba prevista la asistencia de la primera autoridad del municipio, notándose la usencia no solo de la cabeza visible del gobierno local, sino también de su tren ejecutivo y allegados.
Al finalizar esta misa, es costumbre en este pueblo hacer presentaciones de grupos culturales locales, con la intervención de la población escolar; lo cual se llevó a cabo normalmente. Todo bien, se escuchó el joropo tuyero, la música llanera y otras danzas que lograron amenizar lo que apuntaba ser una soleada mañana, luego que los serenateros abrieron el alba con su recio canto a la patrona. Los lugareños se preparan para asistir a la misa de las 10, oficiada por el Obispo de Los Teques, y con la presencia del ciudadano gobernador del estado Miranda; en este caso Henrique Capriles Radonski.
Mientras esto ocurre, por otra parte, está el grupo del gobierno local, encabezado por un equipo de protocolo, organizando el ambiente de otro espacio de la plaza Bolívar, que por cierto estrena rejas en sus jardineras y bancos de concreto, donde el concejo municipal realizará la sesión solemne, presidida por el concejal Luis Manuel Granados, también en honor a la doctora de la iglesia. La presencia de toldos, mesas y sillas vestidas de rojo, equipos de sonido, etc. anuncian que habrá otro acto mientras se realiza la misa oficial del día de la patrona, con otros actores.
Es cuando se acentúan las diferencias entre dos grupos de seres humanos de un mismo pueblo que, por este día, deberían compartir la celebración del onomástico de su excelsa patrona con criterio de unidad, armonía y paz, pero que la fobia política no lo permite; restando así la importancia, el interés y la emoción que debe significar tan magno evento para “todos” los tereseños.
No obstante las actividades siguen su curso, en esta oportunidad los bandos no “chocaron” como en otras ocasiones, donde ha sido necesaria la mediación de terceros para el desarrollo de las mismas.
Así como podemos dar detalles que favorecen la organización de la serenata, la misa, las presentaciones culturales, la actuación de los liceístas de la población y la masiva concurrencia en el acto mañanero; también es justo reconocer que la otra celebración, la sesión solemne del concejo municipal, cubrió las expectativas de los organizadores.
Destaca en este oficial encuentro de la municipalidad la presencia del alcalde Ramón Malave, quien hizo la presentación del orador de orden, General de Brigada Antonio José Benavides Torres, Comandante del Comando Regional Nº 5 de la Guardia Nacional; a sí mismo la presencia del diputado electo a la asamblea nacional, Elio Serrano; el alcalde de Cúa, Edison Sarmiento; los ciudadanos concejales, quienes con nuevo atuendo de vestir lucieron las chaquetas deportivas con los colores patrios; sorprendiendo a los lugareños con la donación de tortas, hallacas y jugos naturales que repartieron gratuitamente. Así mismo, cubrieron la escena y arrancaron aplausos del público presente en la plaza, porque otros estaban en la iglesia, los condecorados por la municipalidad; entre ellos: Francisco J. Macuare, compositor y cantante, conocido como “el carrao de oriente”; Juan Vicente Montoya y Gustavo Vásquez, joroperos; Víctor J. Magdaleno, integrante de la milicia; Mauricio Jesús Delgado; y Antonio Pérez, Director de la Fundación la Soga del cabrestero; quienes recibieron pergamino y botón de reconocimiento por su aporte al acervo cultural del municipio.
Culmina esta sesión solemne con la intervención de los copleros Lucho Díaz, Jhovanny Ramos, Celestino Díaz, David Duarte, Claudio Machado y el poeta Larry Hurtado.
Con esta muestra de unidad que demostraron los concejales y el alcalde de la ciudad se vislumbra el esfuerzo futuro para organizar las Fiestas Patronales en concordancia con la otra parte de la población, aunando voluntades, recursos y creatividad, en beneficio de un pueblo que no para de mirarlos.

No hay comentarios: