martes, 16 de agosto de 2011

Aspiran reactivar el centro










Podría ser con otro nombre
Tereseños aspiran reactivar

el Centro Social Cultural

“Juan España”
Un grupo importante de ciudadanos y ciudadanas, preocupados por la falta de espacios para reunirse y compartir sin el tinte ideológico, buscan rescatar lo que antes fue el epicentro de la vida social, política y cultural de la población, en su época

Luis Alexi Salas, ex miembro de la desaparecida Junta Parroquial Santa Teresa, ex Director municipal de cultura y conductor del programa musical “Noches de Bohemia; encabeza la iniciativa de reactivar este sitio de encuentro de los tereseños, y nos narra el alcance social, político y cultural que tuvo el CSC “Juan España”.
_Son muchos los sentimientos encontrados que surgen al referirme al Centro Social Cultural Juan España, de Santa Teresa del Tuy.
Alegrías, tristezas, impotencia, trazan sus surcos en mi mente; pero, ya que me motivas a hablar sobre el tema, trataré de hacerlo con ganas, con muchas ganas; porque desde allí se trató hacer una Santa Teresa grande, próspera… y muy distinta a lo que es en la actualidad.
Su fundación se debe a lo mejor de la juventud tereseña de la época. No doy nombres debido a lo frágil de la memoria, y cometería errores imperdonables.
Lo que sí sabemos es que fue el epicentro de todas las decisiones importantes de la población en los ámbitos de la cultura, en lo político y en lo social; como fue la tenaz lucha emprendida por sus fundadores para obtener el estatus jurídico de Distrito, y así alcanzar la autonomía municipal; lo que se hizo sólo por amor al pueblo; con total desprendimiento. Prueba de ello es, que al lograr los objetivos, ninguno de ellos aspiró a los cargos de elección popular para la escogencia de las autoridades municipales; y como siempre, los avispados coparon todo. Lo que pudo haber nacido como un Municipio modelo y ejemplar, se convirtió en un despelote caótico, que lamentablemente aún, hoy día, perdura… y más acentuado.
En el Centro Social Cultural Juan España se dio cita lo más granado de la intelectualidad venezolana para dictar conferencias magistrales: Domingo Miliani, Alfredo Armas Alfonzo, Lorenzo Batallan, Aquiles Nazoa, Gilberto "Pepe" Alcalá, Pedro Laya, Vanegas Filardo, (esto a manera de muestra, pues fueron muchos).
En sus salones tuvimos el privilegio de ver y oír la elite teatral de la época, como el Teatro Universitario, dirigido por los maestros Nicolás Curiel, Herman Lejter Kizner (quien siempre fue el alma y la figura más importante de la institución) y Luis Márquez Páez; al maestro Rafael Briceño. Y cuando la diáspora chilena, a Héctor y Humberto Dubachelle, de Los Cuatro de Chile; El Orfeón de la UCV, dirigido por Vinicio Adames y luego por Raúl Delgado Estévez; Los Madrigalistas de Aragua; El pianista Humberto Castillo Suárez, Alfredo Sadel, Flor García; en fin, toda una constelación de artistas
Otro logro de la Institución fue cuando Herman hizo posible que la nueva plaza a construirse la diseñara el insigne maestro, arquitecto Carlos Raúl Villanueva, junto a obras de dos Premios Nacionales de Escultura, Pedro Barreto y Doménico Cassasanta; de igual manera aumentó el patrimonio del Centro al obtener un cuadro del "Mago de la luz" Armando Reverón; y cuando se quiso cambiar el nombre a Centro Ateneo, el logo lo diseñó Jacobo Borges.
Ahora CARAJO, ALGO DIGNO DEL ABSURDO: LA PLAZA Y LAS ESCULTURAS LAS DESTRUYERON Y EL REVERON SE LO ROBARON… ¡QUE BOLAS!
En el Juan España se fundó el primer Orfeón de la región tuyera: el Orfeón Santa Teresa, por el maestro Pedro Liendo, quien luego sería toda una figura reconocida y aclamada del bels canto en el mundo, , constituyéndose en toda una referencia del canto coral venezolano, junto al Orfeón Creole y el Universitario, siendo director de los mismos. Luego de Pedro Liendo, siguieron dirigiendo Juan Bautista Medina, Hugo Corsetti, Gerardo Suárez, Carmen Omaira Piñango y Cristian Marval.
PERO NO SIEMPRE TODO FUE COLOR DE ROSAS, la institución tuvo enemigos y detractores, hubo persecuciones y allanamientos por la policía política de la época; y algunas detenciones de sus miembros. En una oportunidad, sin dar razonamiento alguno, le quitaron el subsidio de 500 bolívares que tenía asignado por la otrora Asamblea Legislativa.
INOLVIDABLES eran las majestuosas fiestas celebradas en sus salones con las mejores y afamadas orquestas de Venezuela: Billo’s Caracas Boys, Los Melódicos, Chucho Sanoja, Super Combo Los Tropicales; y el muy querido Grupo Canaima, (por cierto Ely Méndez se despidió de ellos aquí, pues luego pasó a cantar con la Billo’s, hasta la fecha).
Mención aparte merecen Kiko y sus Estrellas, y luego el grupo Kachimba, quienes eran nuestros; y fueron muchos los buenos ratos amenizados por ellos.
Recordamos con alegría la belleza de las muchachas quienes asistían elegantemente trajeadas a los bailes de gala, de igual manera estábamos nosotros, vestidos para la ocasión.
En los años 90, en las postrimerías de la institución, fue sede de La Compañía Regional de Teatro del Estado Miranda, donde aún hubo atisbos de grandeza.
Café concerts con los primeros actores, Gustavo Rodríguez y Flor Nuñez, en "Pareja abierta"; Franklin Virguez, con "Mister juramento"; Flor Nuñez y Félix Loreto, con "El vendedor"; Henry Galúe, Teresa Selma, Simulacro Teatro (de España); Gustavo Rodríguez, con "Nosotros que nos quisimos tanto"; y como colofón grandioso: "EL PRIMER ENCUENTRO NACIONAL DE COMPAÑIAS REGIONALES DE TEATRO", hecho inédito en la historia teatral de Venezuela.
Eso a grandes rasgos es parte de la hermosa historia del CENTRO SOCIAL CULTURAL JUAN ESPAÑA y su humilde aporte a la TERESEÑIDAD.
Ahora, sin buscar conflicto políticos, y se quiere con otro nombre; los tereseños queremos reactivar esta institución para tener un sitio de encuentro, donde la cordialidad, los recuerdos y demás manifestaciones del hombre se pongan de manifiesto en momentos oportunos y especiales. Los invito a reflexionar al respecto, oriundos o no. Terminó diciendo Salas Arroyo.

No hay comentarios: